El ‘Stabat Mater’ de Julia Perry llega a la Filarmónica – The New York Times CINEINFO12

El software de esta semana de la Filarmónica de Nueva York incluye nombres familiares: Gustav Holst y György Ligeti. Pero en el medio hay una novedad para la fanfarria: “Stabat Mater”, una obra de 1951 para contralto y cuerdas de Julia Perry.

Esta no será la primera vez que Perry comparta ambiente con compositores más conocidos. En febrero de 1954, el Foro de Compositores de la Universidad de Columbia presentó el “Stabat Mater” próximo con el “Ballet Mécanique” de George Antheil. En una discusión posterior al concierto, Perry cautivó al manifiesto, sentado entre Antheil y Aaron Copland, el huésped del evento. El crítico Ross Parmenter escribió en The New York Times que el “Stabat Mater” “permaneció conmovedoramente en la memoria”.

Para Perry, una compositora negra que murió en 1979 a los 55 abriles, las décadas de 1950 y 1960 estuvieron repletas de éxito, la cumbre de una carrera que cayó en la oscuridad a pesar de la fascinación de los músicos por su trabajo. La mezzosoprano J’Nai Bridges, que hará su estreno con la Filarmónica el miércoles interpretando la parte solista de “Stabat Mater”, dijo sobre la dormitorio: “Me encanta la escritura vocal. Es intenso, muy introspectivo, muy íntimo y además muy extremo”. Dima Slobodeniouk, quien conducirá el software, lo describió como “escrito de guisa método y hermosa”.

El “Stabat Mater” ayudó a Perry a obtener dos becas de la Fundación Guggenheim a posteriori de su estreno. Igualmente obtuvo elogios del manifiesto europeo como directora de viaje y compositora, y en noviembre de 1954, Columbia invitó a Perry a regresar para el estreno mundial de su ópera “The Cask of Amontillado”. Una mención que Perry recibió en 1964 del Instituto Franquista de Artes y Cultura la elogia como “una excelente compositora cuyas obras muestran la inusual combinación de ser verdaderamente originales y al mismo tiempo ampliamente aceptadas”.

En 1965, la Filarmónica de Nueva York interpretó “Study for Orchestra” de Perry, una revisión de “A Short Piece for Orchestra”. (1952), y la primera vez que el conjunto programó una obra de una mujer negra. Ese momento, sin incautación, llegó al inicio de un extenso y trágico agonía profesional.

La musicóloga Mildred Denby Green ha escrito que en esa época Perry estaba gravemente constreñido por una enfermedad. La correspondencia de la compositora con la Filarmónica además revela dificultades financieras extremas: un telegrama por cobrar que envió desde su casa en Akron, Ohio, el 29 de mayo de 1965, decía: “Desempleada en este momento, no tengo lo más principal”.

Cuando Perry murió, no tenía hijos y sólo unos pocos trabajos publicados. Aunque los estudiosos han identificado más o menos de 100 de sus manuscritos y partituras, decenas de ellos no pueden interpretarse ni grabarse porque no existe un titular de derechos de autor establecido. Como dijo Christopher Wilkins, director musical de la Sinfónica de Akron, “todo el trabajo está protegido; simplemente no ha sido facultado, y no puede serlo hasta que quien lo controle lo negocie”.

Wilkins encontró por primera vez las composiciones de Perry en 2020 y se maravilló de lo que vio. Ella, dijo, “puede ser la compositora más exitosa y célebre que nunca haya surgido de Akron”. Luego le pidió a la soprano y académica Louise Toppin, quien dirige el Esquema de Música de la Diáspora Africana, que lo ayudara a explorar la producción de Perry y editar algunos de sus manuscritos.

Esa asociación llevó a Wilkins a dirigir ocho de las obras orquestales de Perry en conciertos y lecturas privadas, incluida una interpretación y reproducción el año pasado de “Frammenti dalle Lettere di Santa Caterina” (1953) con Toppin como solista. La Akron Symphony además ha contratado a un abogado almacén para ayudar a resolver las ambigüedades de derechos de autor que atrapan muchas de las composiciones de Perry: una barrera que deben aventajar aquellos interesados ​​en su música, más allá de las prácticas históricas de restricción entre las instituciones estadounidenses.

Pero el software de la Filarmónica de esta semana se suma a presentaciones de detención perfil de las obras de Perry, como la interpretación de la Fanfarria de Minnesota a principios de este mes de “A Short Piece for Orchestra”, que están atrayendo la atención necesaria a su enviado en un momento crítico. Toppin dijo que si Perry es interpretado por conjuntos destacados, “eso ayudará a influir en el campo”.

El centenario del partida de Perry se celebrará el 25 de marzo de 2024. Ese mes, el sello Bright Shiny Things lanzará una reproducción de estreno mundial de su Concierto para violín, con Curtis Stewart como solista, bajo la varilla de James Blachly con la Experiential Orchestra. .

En el Concierto para violín, dijo Blachly, “el efecto de la imaginación que pone en lo que puede extraer de un conjunto muy pequeño de materiales musicales es milagroso”. En un correo electrónico, Stewart lo describió como una prueba de “los límites del contenido musical/emocional en todas sus permutaciones”.

Perry terminó el concierto en 1968, pero hasta hace poco carecía de una publicación repertorio para interpretar. El compositor Roger Zahab pasó 45 abriles reconstruyendo la partitura a partir de varias copias y conjuntos de revisiones, comenzando con una reducción para piano que recibió en 1977. “Era muy difícil alejarse de la dormitorio por mucho tiempo”, recordó. “Perry era obsesivamente meticuloso en muchos sentidos”.

El manifiesto que escuche a Bridges cantar “Stabat Mater” quizás aprenda, o recuerde, que la brillante creatividad de Perry hace que la lucha por incluirla en la música clásica valga la pena y sea necesaria.

“Programar a Julia Perry se comercio de hacer espacio”, dijo Bridges. “No sólo para marcar casillas, sino porque queremos seguir interpretando música hermosa”.

Check Also

Nam Tae-hyun reflexiona sobre el uso de Philopon “He vivido mal y desperdicié mi vida”

 CINEINFO12

Nam Tae-hyun reflexiona sobre el uso de Philopon “He vivido mal y desperdicié mi vida” CINEINFO12

Nam Tae-hyun, quien está bajo sospecha de tomar Philopon con el influencer Seo Min-jae, expresó …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *