En la era del fentanilo, ‘Just Say No’ debe convertirse en ‘Just Say Know’ CINEINFO12

Cila MasyilaNovember 20, 2023

[ad_1]

Las muertes por sobredosis de adolescentes alcanzaron un nuevo mayor este año, casi triplicándose entre 2019 y 2021, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Los medios de comunicación se han manido inundados de historias de estudiantes de secundaria que sufrieron sobredosis en los baños de la escuela. Mientras los educadores, presas del pánico y no preparados, se encuentran recientemente en la primera partidura de esta crisis doméstico, la dependencia Biden ha pedido oficialmente a las escuelas que intensifiquen los esfuerzos de prevención de drogas.

Las medidas sugeridas en la carta de la Casa Blanca incluyen la distribución de naloxona y programas educativos preventivos. Si aceptablemente el apoyo palmario del gobierno a la prevención de drogas en las escuelas es un paso crucial, los medios ofrecidos a los educadores a modo de preparación lamentablemente son totalmente inadecuados para la magnitud de la crisis presente, una reliquia de una era antecedente al fentanilo.

Como consejero educativo, trabajo con diversos distritos escolares en estrategias educativas y de prevención de drogas. Mi compromiso de encontrar soluciones reales comenzó en la escuela secundaria: sobreviví a mis propias luchas contra el uso y injusticia de drogas, pero perdí a varios amigos cercanos por sobredosis. He sido refrendador de las ineficaces oscilaciones pendulares de las respuestas escolares al consumo de drogas por parte de los adolescentes. Pasamos de “Just Say No” a “Just Say Nothing” y nadie funcionó. Necesitamos un nuevo enfoque: lo que los expertos llaman “Simplemente diga lo que sabe”. Y tiene que suceder ahora.

La reducción de daños, un enfoque basado en evidencia que apunta a estrechar las consecuencias negativas asociadas con el uso de sustancias, es considerada como una mejor maña de prevención de sobredosis tanto por parte de las agencias gubernamentales como de sanidad pública. Sin retención, ningún de los medios para educadores sugeridos en esta carta a las escuelas contiene estrategias de prevención de sobredosis. En cambio, se centran en programas obsoletos de “entrenamiento en habilidades para la vida”, que desafortunadamente son irrelevantes e inadecuados para la escalera de nuestra crisis presente.

Sería mejor para los educadores utilizar materiales como Safety First, un plan de estudios de secundaria basado en evidencia (al que contribuí) que incorpora estrategias de reducción de daños y está acondicionado de forma gratuita en el REACH Lab de Stanford. El laboratorio Play2PREVENT de Yale crea programas basados ​​en evidencia que incorporan información sobre prevención de sobredosis que salva vidas para estudiantes en un atractivo formato de videojuego.

Pero no baste con disponer de los medios adecuados. Para proveer la distribución e implementación de estas lecciones, el Unidad de Educación necesita cambiar en la creación de una plataforma digital accesible dirigida a escuelas y educadores de todo Estados Unidos, similar a la que se ha producido en otros países. Dicha plataforma proporcionaría acercamiento a los medios mencionados anteriormente adjunto con instrucciones para organizar capacitaciones sobre naloxona, preguntas frecuentes fáciles de adivinar y destructores de mitos, y ejemplos de implementación de prevención de sobredosis y fentanilo en una muestra representativa diversa de distritos escolares, ya sean rurales o urbano, conservador o progresista.

Ya existen plataformas similares para educar a los padres sobre el fentanilo. Recientemente trabajé con el Unidad de Servicios de Sanidad de California y Song For Charlie para crear el sitio web The New Drug Talk, cuya sencilla estructura de “qué asimilar”, “qué afirmar” y “qué hacer” podría adaptarse fácilmente para las escuelas y educadores.

Los objetivos de la dependencia Biden de poner fin a la avenida de sobredosis y proteger a los estudiantes del fentanilo solo se harán existencia si equipamos a las escuelas con herramientas que se ajusten a la existencia de nuestra situación presente.

Las escuelas necesitan medios actualizados y viables que respondan a las realidades de la avenida. Si los profesores, entrenadores y consejeros quieren convertirse en los nuevos defensores de la sanidad de los estudiantes en la era del fentanilo, necesitarán estrategias de implementación accesibles y basadas en evidencia. Si verdaderamente queremos encarar esta crisis, es hora de advenir de las buenas intenciones a la influencia efectiva.

Rhana Hashemi es estudiante de doctorado en Psicología Social en la Universidad de Stanford y educadora sobre drogas en el Radio de la Bahía. ella fundo Conozca las drogasuna estructura educativa dedicada a la educación para la reducción de daños y la prevención de sobredosis de drogas entre los jóvenes.

Copyright 2023 Nexstar Media Inc. Todos los derechos reservados. Este material no puede publicarse, transmitirse, reescribirse ni redistribuirse.

Categories

Leave a comment

Name *
Add a display name
Email *
Your email address will not be published